Día 3: De Annecy a Brigerbad, Suiza

Primer día en Suiza, concretamente en Brigerbad. Disfrutando a tope en las termas situadas en el mismo camping.

Amanece un nuevo día. En algunos lugares antes que en otros. Será en la fula o en territorio Caravani?

Hoy en Annecy hay triatlón. De los buenos. Y parte de la expedición ha decidido hacer como si participara. Ahí va ese bañito mañanero. 

Partimos para la conquista de nuevos territorios pero después de pasar horas detrás de Caravani, no hace falta ser muy avispado para saber que algo no va bien. Claraboya para arriba, claraboya para abajo. Como no paremos, claraboya sale volando. Así que cual Mcgyver, chicle y a seguir rodando (tranquilos, también hemos echado mano de cinta aislante. No preocuparse. El sistema está asegurado).

Curiosite: en Suiza necesitas comprar un “pase a anual “ para circular por las autopistas. 35€ tienen la culpa. El doble para las caravanas. Así  en general, los rumores hablan que todo es muy caro en este país para unos bolsillos como los nuestros. La realidad es que nosotros sólo hemos traído el dinero para dejarlo en sus bancos 😝

 

Para el mediodía ya estamos instalados en nuestro camping en Brigerbad. A ver quién es el valiente que consigue repetirlo dentro de 10 minutos si equivocarse. Alguno de nosotros no lo ha conseguido. El camping es un camping de montaña, rodeado de naturaleza, aunque cuesta creer que haya algo en este país que no lo esté.

Y junto a unas termas en las que hemos gozado: rocas desde las que saltar, un tobogán de casi 400 metros de longitud que dispara los niveles de adrenalina, corrientes piscineras que suman risas, piscinas de agua calentita...oso dibertigarria!

Y se nos acaba el día. Tras una buena cena no hay mucho más que hacer. Aquí ya sólo queda despierto el silencio y apenas son las 22:00 h. Da un poquito de envidia esta sensación de slow life que se respira.

Salud y noches estrelladas.

Leer Post Relacionados
Síguenos en @Instagram