Visita al pueblo medieval de Conques, en el corazón de Francia. Posterior traslado Y visita a Annecy, a las puertas de los Alpes.

Los pájaros cantan y los nubes se levantan. Es un verdadero placer seguir el ritmo vital a la hora de levantar. Una de esas pequeñas victorias de la vida.
Conques es una verdadera delicia de pueblo. Pequeñito, bonito y como si el ritmo fuera distinto.Con tiempo para pensar. Y si ya vamos a lo práctico: con baño free, agua potable y croisant para desayunar. Perfectoa. 

Y seguimos en ruta por carreteras francesas. Grandes paisajes verdes y pueblos curiosos al estilo francés. Como echamos de menos tener mas tiempo. Tiempo para parar porque sí, tiempo para recorrer, tiempo para ver, oler..... TIEMPO. Necesitamos una lotería ya!

Annecy es muy bonito. De los de: " jo, que bonito!" con su lago, sus terrracitas, su canalito, sus helados... hasta su mosquititos. Bonito bonito. Hoy dormimos aqui.

A un minuto del lago y a 10 del centro hay un área de autocaravanas pero es mínima, minúscula. Menos mal que justo al lado hay una explanada ideal, un furgoperfecto ( no apto para autocaravanas. Límite de altura).
Y allí donde fueras haz los que vieras. Así que para cenar picnic a orillas del lac. Ideal.

Salud y jamoncitos de gominola.​

Leer Post Relacionados

Día 1: De Pamplona a Conques

+Leer el diario
0

Día 3: De Annecy a Brigerbad, Suiza

+Leer el diario
0
Síguenos en @Instagram